Susana Díaz pide al PSOE unas primarias en Andalucía «sin empujones» tras confirmarse que competirá frente a Juan Espadas

Noticias

La carrera por el liderazgo del PSOE andaluz ha arrancado este jueves y Susana Díaz ha pedido a su partido unas primarias «sin empujones», tras criticar el «ruido interno» que ha impedido que se vea su labor de oposición en los últimos meses. Díaz ha reiterado su intención de concurrir a las elecciones internas, que se celebrarán presumiblemente en junio, en las que se elegirá al candidato a la Presidencia de la Junta. Y también lo ha comunicado hoy, aunque en su caso por primera vez, el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, respaldado por la ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

Díaz ha comparecido ante los medios de comunicación antes de reunir a su ejecutiva regional para formalizar su posición en favor del adelanto de las primarias, cediendo así a la presión de las últimas semanas por parte de algunas agrupaciones locales. El PSOE andaluz había decidido aceptar el reto que se le planteaba y, aunque a regañadientes, había resuelto ponerse al frente de la demanda de buena parte del partido para agilizar el proceso. Con este motivo convocó la reunión de su ejecutiva pero, anoche, el Comité Federal filtró a la prensa que la decisión ya estaba tomada, arrebatando de esta forma la iniciativa a Susana Díaz y demostrando que el proceso va a ser, de nuevo, poco amistoso. La secretaria general del PSOE andaluz ha pedido hoy una carrera «sin empujones», tras reconocer que se había enterado por la prensa de la intención de la Ejecutiva Federal de aprobar hoy la convocatoria de la que saldrá el próximo candidato a la Junta.

Susana Díaz ha reivindicado la labor del PSOE andaluz en el Parlamento, donde en algo más de dos años dice haber presentado 25.000 iniciativas, «el doble de las que presentó el PP en la pasada legislatura». Ha dicho también que su única intención es seguir peleando por los andaluces y que hace tiempo que decidió que su ámbito político era el andaluz, descartando así que vaya a aceptar ningún cargo fuera de la comunidad: «No me interesa el poder por el poder», ha apuntado. Y, aunque ha evitado las palabras gruesas, no ha ocultado el malestar por la presión recibida internamente que, a su juicio, «erosiona la imagen del PSOE en Andalucía».

Related Posts