El aumento de hospitalizaciones en Catalunya impide aligerar las restricciones

Noticias

Parece que se acabó por ahora lo de “dar aire” a los sectores económicos y a la fatigada población. Aún no se conocen los posibles contagios originados en Semana Santa, pero aumentan las hospitalizaciones por covid y los pacientes en la uci “a un ritmo que no será sostenible”, avisó ayer el secretario de Salut Pública, Josep Maria Argimon. Recordó que las uci son un indicador para decidir las medidas, así que no cabe esperar que se amplíen las vigentes hasta el viernes.

La Generalitat analizará hoy los datos de la epidemia. Ya lo hizo el lunes, pero Argimon explicó que hay un infradiagnóstico de casos por la sucesión de festivos. Cree que hay personas con síntomas leves que no acudieron al CAP. Por ejemplo, el lunes fueron 300 menos de lo esperado. Pero esas personas han podido contagiar a familiares y amigos. “Veremos el impacto de la mayor interacción social de esta semana en unos días, pero el aumento de las ucis viene de antes de Semana Santa y este es el indicador que nos hace tomar medidas”, apuntó Argimon.

“Los datos no son buenos”, aseguró, pues ayer había 1.708 hospitalizados por covid, 445 críticos, cuando hace unos 10 días eran menos de 1.500 y 400 respectivamente. No obstante, Argimon no quiso concretar si se podría volver, por ejemplo, al cierre municipal o si se prorrogarán las medidas una semana para ver cómo avanza la epidemia. Solo dio a entender que no es “el momento” de dar aire. “Hay que ser conscientes de la situación y de los preocupantes datos asistenciales”, dijo.

El responsable de Salut avanzó que se estudian medidas para hacer mas pruebas de covid, aparte del cribado de todos los universitarios que empieza hoy, pero no precisó qué se hará, si test de antígenos o, por ejemplo, el cribado mediante PCR de distribución en farmacias.

Puede ayudar a contener la gravedad de la cuarta ola la vacunación, que acelera, aunque no todavía al volumen que preveía Salut. Pero, la semana pasada se inyectaron 264.000 dosis y entre el viernes y esta semana se dispone de 360.000 de Pfizer y Astrazeneca y se esperan 52.000 de Moderna. Así que se acabará de poner la primera dosis a todos los mayores de 80 años (ya la han recibido en torno al 70%). Y algunos CAP, que ya han vacunado a esta población, como en municipios de Lleida o en el Raval de Barcelona, empiezan a inyectar la vacuna de Pfizer a las personas de entre 70 y 79 años. Este grupo se tardará semanas en vacunar, pues suma unas 600.000 personas, dijo la responsable de vacunación, Carmen Cabezas.

Related Posts